Dietas

La salud depende, en buena medida, de una alimentación sana y equilibrada que aporte al organismo los nutrientes que precisa para su buen funcionamiento.
¿Pero en obesidad, que tipo de dieta es sana y efectiva?

La mayoría de las propuestas dietéticas se basan en la ingesta de menor cantidad de calorías de las que gasta el organismo en su  actividad. Es decir, si como menos de lo que gasto pues adelgazo.  Pero en la práctica no es tan sencillo, ya que organismo empieza perdiendo peso inicialmente,  pero tiende a  igualar gasto con ingesta, con lo que la pérdida de peso se detiene.

Hoy las nuevas tendencias van en el sentido de atender a la compatibilidad de los diversos alimentos y a la disminución de los glúcidos de absorción rápida (cereales refinados, patatas y azúcar) a favor de los glúcidos de absorción lenta (frutas, verduras, legumbres y cereales integrales), con lo que logramos curvas de glucemia más bajas que favorecen la pérdida de peso, a la vez que eliminamos factores de riesgo (glucemia, triglicéridos, colesterol, etc.)